3 Factores para escoger el mejor pasto para su jardín

pasto

pasto

Una de las partes básicas de cualquier jardín es el pasto. En sí, se puede llamar jardín a una alfombra de pasto sin ninguna otra cosa. Es por esto que debes elegirlo de acuerdo al lugar donde vives y al diseño del jardín mismo.

Hoy en día hay una gran cantidad de opciones para pasto, que van desde variedades especiales para poco sol y mucha humedad hasta pastos resistentes a la sequía y al ambiente semidesértico.

El pasto que vayas a elegir dependerá mucho del diseño de tu jardín. ¿Será muy arbolado, con grandes áreas de sombra? ¿Tendrás plantas de baja altura y recibirá sol en toda su área?

Aunque hay muchos factores a tomar en cuenta a la hora de elegir un pasto, contestando las siguientes preguntas puedes tener una idea bastante clara de lo que necesitas para tu jardín.

Sol y Sombra

El pasto necesita sol para crecer (como cualquier otra planta), pero hay variedades adaptadas a distintas intensidades y horas de luz solar. Aún cuando alguno se vea muy bonito en foto, no quiere decir que estará así todo el año. Si tu clima es caluroso y soleado, más vale que tengas un pasto que aguante el abuso del astro rey.

Uso del jardín

¿El pasto de tu jardín será una alfombra inmaculada que resalte su diseño y salga en las portadas de las revistas? ¿O será el área donde varios niños y sus mascotas jugarán, correrán y escarbarán?

Hay variedades de pasto que se recuperan muy rápido del uso rudo, ya sea para caminar o hacer deporte. Si solo quieres el jardín para relajarte no hay problema, pero si tienes niños, perros o harás reuniones periódicamente, lo mejor es tener un pasto resistente, aunque tal vez tenga otras texturas o colores distintos a otras variedades. Sin importar como se vea, siempre será mejor que ver un camino de lodo.

Frío y calor

Al igual que muchas otras plantas, el pasto es sensible a la temperatura. El hecho de que el sol esté brillando a toda su intensidad no quiere decir que el día será caluroso. Si tu clima es frío la mayoría del año o viceversa, tómalo en cuenta.

El pasto puede ser la parte más importante (o la única) de tu jardín. La elección que hagas no solo afectará como se ve, sino que además afectará el costo y no solo en lo que estás pensando.

Ya sea que uses semillas, guías o pasto en rollo, éste es la base del jardín, por lo que cambiarlo una vez que está instalado puede ser muy costoso y, con excepción del pasto en rollo, puede tardar mucho tiempo.

Contratar un experto de la localidad para el diseño del jardín o apoyarse en proveedores locales puede ahorrarte muchos dolores de cabeza y lograr que lo que quieres para tu casa no se convierta en un dolor de cabeza.

Leave a Reply